Detrás de la cortina


Mire tras la cortina y le vi, le reconoci, no de los sueños porque eran otros gestos y otra forma la que aparecia, le reconoci del album de fotografias de la familia, gestos que se completan con otros, la mirada de papa y por ahora creo que solo se parece a mi en lo terco. Tras la cortina le observe mientras dormia y era tan grande que sus piernecitas ya colgaban de la cama de esponja y el trajecito estaba ajustado y pensé que veinte días son esos centimetros, contados o no contados el paso de tener una carita enrojecida a los ojos vivos y brillantes que me cuestionan que tanto hice mientras él dormía. Di unos pasos y luego me quede congelada, todas mis voces de dentro dijeron que soy mamá, mi cuerpo resentido no puedo girar ni seguir, los organos que se habian desplazado, apenas se acomodaron y en los huecos ahora duermen nuevos miedos… El mueve su cabecita de un lado a otro pero aun no abre sus ojos y yo me regreso, espanto el sueño propio y empiezo a tibiar la leche, me vuelvo a asomar y gime unas cuantas veces pero nada mas veo sus ojos cerrados, lo unico que se ve porque esta envuelto como un tamal oaxaqueño.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s